CÓMOOBTENERLA PrEP

1

No te preocupes por tu privacidad.
No necesitas el permiso de tus padres.

2

No te preocupes por el pago.
Encontraremos opciones de cubrir tus costos de la PrEP.

3

Solo llámanos o envíanos un mensaje de texto si estás interesado en la PrEP:
Contacta a Sahara si tienes entre 13 a 25 años de edad al 347-514-0785.
Contacta a Eric si tienes 26 años o más al 718-644-2937.

zigzag

SOLOUNAPASTILLA

Y estarás protegido del VIH.

Sí, ahora es así de fácil gracias a una pequeña pastilla azul llamada PrEP. Es posible que conozcas a alguien que esté tomando la PrEP o hayas escuchado a tus amigos hablar sobre ella, pero para aquellos que aún no lo saben, la PrEP es una pastilla diaria que tiene el poder de prevenir el VIH. Y ni siquiera necesitas el permiso de tus padres para conseguirla.

zigzag
zigzag
img 1 alt text
Es 99% eficaz 100% impresionante.

Cuando se toma correctamente, la PrEP puede reducir las probabilidades de contraer el VIH hasta en un 99%. Entonces, ¿qué significa eso para ti? Poder tener sexo sin preocuparte por el VIH. ¡Que suerte tienes!

img 1 alt text
Prevenir el VIH es más fácil que tratarlo.

Vivir con el VIH es manejable con los tratamientos actuales, pero todavía conlleva riesgos graves para la salud que pueden ser evitables. Si bien es posible que pienses que nunca te podría pasar a ti, los jóvenes neoyorquinos corren más riesgo de contraer el VIH que cualquier otra persona.

886
JÓVENES
DE 13 A 29 AÑOS

QUE FUERON DIAGNOSTICADOS CON VIH EN LA CIUDAD DE NUEVA YORK EN EL 2017.
EL
78%
DE LAS
PERSONAS CON VIH DE 13 A 24 AÑOS SON AFROAMERICANOS O
O LATINOS.
EL 16%
SON BLANCOS.
EL BRONX

OCUPA EL 2.º LUGAR
EN NÚMERO DE INFECCIONES POR EL VIH ENTRE JÓVENES DE 13 A 29 AÑOS EN LA CIUDAD DE NUEVA YORK.
zigzag

¿DEBO ESTAR EN LA PrEP?

La respuesta es diferente para cada persona. Aunque la PrEP pueda no ser la mejor opción para algunos de tus amigos, podría ser la opción de prevención contra el VIH más apropiada para tu estilo de vida. Responde estas preguntas confidenciales para tener una idea más clara de si la PrEP podría ser una buena opción para ti.

zigzag

SEAMOSREALISTAS

sobre tomar la PrEP.

Desde los efectos secundarios hasta el costo, existen muchos rumores en general sobre cómo funciona la PrEP. Mira los siguientes vídeos para saber de que trata en verdad la PrEP.

SUMAMENTE EFICAZ.

Toma la PrEP a diario para obtener hasta un 99 % de protección contra el VIH. Para protegerte de otras ITS como la sífilis, la gonorrea y la clamidia, incorpora condones a tu rutina.

ACCESIBLE PARA TODOS.

Si tienes Medicaid, la PrEP no tiene costo alguno. Si tienes otro seguro o no tienes ninguno, existen programas que pueden reducir los costos de la PrEP y nosotros podemos ayudarte.

EFECTOS SECUNDARIOS MENORES.

Algunas personas sufren efectos secundarios por tomar ciertos medicamentos, como la PrEP. Las personas que sufren efectos secundarios por tomar la PrEP –como dolor de estómago o de cabeza– generalmente se dan cuenta que estos síntomas desaparecen en una semanas, y la mayoría dice que vale la pena el tener una o dos semanas de molestias para lograr una tranquilidad duradera.

SE LLEVA BIEN CON LAS HORMONAS.

Sabemos con certeza que la PrEP no debilita las hormonas. Así que adelante, sé tú mismo.

CONTROLES DE SALUD.

La prevención del VIH no es el único beneficio de la PrEP. Los usuarios se someten cada tres meses a exámenes de detección del VIH, ITS, problemas óseos y renales, y mucho más ¡lo que los hace sentirse más saludables que nunca!

LE ENCANTA A LAS PAREJAS.

Especialmente a las parejas que tienen diferentes estados del VIH. Si tu pareja es VIH positiva, pero tú eres negativo, la PrEP puede ayudar a protegerte sin quitarte la intimidad ni la espontaneidad.

PREGUNTAS
FRECUENTAS

PrEP es la abreviatura de “Pre-Exposure Prophylaxis” (Profilaxis preexposición), pero nos gusta llamarla la pastilla de prevención del VIH. Cuando se toma todos los días, el medicamento antirretroviral de la PrEP puede evitar que una persona VIH negativa se infecte con el VIH si se expone al virus a través del sexo o el uso compartido de agujas con una persona VIH positiva.
Cuando se toma todos los días, la PrEP reduce el riesgo de contraer el VIH a través del sexo en aproximadamente un 99%. Entre las personas que se inyectan drogas, reduce el riesgo en más de un 70%. El riesgo de contraer el VIH a través del sexo puede ser todavía más bajo si combinas la PrEP con el uso de condones y otros métodos de prevención.
La PrEP puede protegerte contra el VIH, pero no puede protegerte contra otras ITS como la gonorrea, la clamidia y la sífilis. Si bien estas otras ITS se pueden tratar, no son nada divertidas y pueden llegar a ser potencialmente peligrosas, así que tu mejor plan es maximizar tu protección contra todas las ITS al tomar PrEP y usar preservativos.
No importa si eres joven, mayor, homosexual, heterosexual o transexual; si eres VIH negativo, pero tienes un mayor riesgo de infección por el VIH, la PrEP podría ser un buen método de prevención del VIH para ti. La PrEP es una excelente opción de prevención para las personas VIH negativas que:
  • No siempre usan condones.
  • Alguna vez tuvieron una ITS.
  • Son hombres que tienen sexo con otros hombres.
  • Tienen parejas VIH positivas.
  • No saben si su pareja es VIH positiva, pero saben que se inyectan drogas o que tienen sexo con otras personas.
La mejor manera de averiguar si la PrEP es la opción adecuada para ti es llamarnos o visitar nuestra clínica. Uno de nuestros proveedores te explicará en detalle cómo funciona la PrEP y determinará si cumples con ciertos requisitos médicos, como tener un estado del VIH negativo, un peso de al menos 77 libras (35 kg), así como no tener problemas renales, óseos o hepáticos, incluida la hepatitis.
Muchas personas temen a los efectos secundarios de la PrEP, pero la mayoría de ellas no presentan ningún síntoma. Por lo general, los efectos secundarios solo duran un par de semanas para aquellos que sí los sufren. Los efectos secundarios más comunes de la PrEP son dolor de cabeza, dolor de estómago y disminución de peso. Raras veces, algunas personas pueden sufrir problemas renales y óseos más graves, pero tu proveedor estará atento de evealuar antes y durante tu tratamiento de la PrEP para descrubir los problemas antes de que se vuelvan serios. Después de algunas semanas de recibir la PrEP y cuando los efectos secundarios hayan disminuido, la mayoría de los usuarios de la PrEP se dan cuenta que los beneficios de protección de la PrEP bien valen la pena cualquier problema derivado de los efectos secundarios temporales.
Los expertos en salud, como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), informan que las personas que son VIH negativos y que han estado tomando la PrEP durante 5 años como máximo, no han tenido efectos significativos en la salud. Truvada, el medicamento en la PrEP y el tratamiento del VIH, se asocia con problemas renales y óseos en personas que padecen el VIH, pero estos efectos secundarios no son significativos en personas VIH negativos y saludables que no presentan problemas previos. Una de las ventajas de la PrEP son las visitas médicas de rutina en las que tu proveedor controlará de cerca los efectos potenciales a largo plazo de la PrEP. Dado que la PrEP es relativamente nueva, no existe información sobre sus efectos a largo plazo.
No necesariamente se debe tomar la PrEP para siempre; solo es necesario hacerlo durante los períodos o las “temporadas” de comportamientos de alto riesgo. Una persona puede presentar un alto riesgo de contraer el VIH hoy, pero el próximo mes puede estar en una situación diferente en la que su riesgo de infección por el VIH sea bajo. Una persona puede tener relaciones casuales inseguras por semanas, meses o años (temporada de riesgo) y luego iniciar una relación monógama con una pareja VIH negativa o decidir no tener sexo por un tiempo (no considerada como temporada de riesgo). Algunas personas incluso consideran que pueden estar más activas sexualmente en los meses de la primavera o el verano, por lo que también pueden ser considerados una temporada de riesgo en la que la PrEP podría ser una buena opción de prevención contra el VIH.
La mayoría de los planes, incluido Medicaid, ahora ofrecen cobertura para la PrEP. Si no tienes seguro médico, podemos ayudarte a buscar otros métodos para cubrir el costo, incluyendo programas de asistencia de medicamentos patrocinados por el Departamento de Salud del Estado de Nueva York y el fabricante de la PrEP.
Montefiore ofrece varias opciones para jóvenes y adultos sobre como obtener la PrEP. Si tienes entre 13 y 25 años, puedes obtener la PrEP a través del Programa de SIDA para Adolescentes (AAP). Para programar una cita con el AAP, llama o envía un mensaje de texto al 347-514-0785. Si tienes más de 26 años, hay varias clínicas de Montefiore en todo el Bronx que ofrecen la PrEP. Para programar una cita para adultos para obtener la PrEP, llama o envía un mensaje de texto al 718-644-2937.
No. En el estado de Nueva York, los menores de edad tienen derecho a dar su propio consentimiento para someterse a pruebas, prevención y tratamiento de todas las infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH. Aunque animamos a los pacientes jóvenes a que hablen con sus padres sobre sus problemas de salud y los medicamentos que toman, reconocemos que esto no siempre es posible.
La rapidez en la protección de la PrEP depende de si estás en riesgo de contraer el VIH a través del sexo anal o vaginal. El nivel más alto de protección contra la exposición anal al VIH se logra después de 7 dosis diarias de la PrEP. La protección de alto nivel para la exposición vaginal se logra después de 20 dosis diarias de la PrEP.
En el caso de los hombres, si se omite una dosis diaria, la PrEP sigue siendo eficaz, pero el nivel de protección contra el VIH puede disminuir según la cantidad y la frecuencia de las dosis omitidas y del momento de la relación sexual. Todavía no sabemos si las mujeres siguen estando protegidas si se olvidan de tomar las dosis. La mejor manera de asegurarte de que estás totalmente protegido con la PrEP es adquirir el hábito de tomarla de forma correcta y sistemática.
Sí, pero asegúrate de hablar sobre la PrEP con tu obstetra o partera antes de comenzar. Los medicamentos en Truvada (PrEP) han sido estudiados entre mujeres embarazadas con VIH y hepatitis B, y no se conoce una mayor probabilidad de defectos congénitos, problemas de crecimiento o complicaciones durante el embarazo, incluido el parto prematuro y el aborto espontáneo. Las investigaciones también han demostrado que tomar Truvada es seguro durante la lactancia materna. Solo una cantidad muy pequeña de Truvada entra en los bebés a través de la leche materna, por lo que es poco probable que los bebés experimenten efectos secundarios cuando su madre esté tomando la PrEP.
Sí, aunque debes consultar a tu proveedor para coordinar tus terapias hormonales y de la PrEP. Buenas noticias: La PrEP no disminuye los efectos de la hormona feminizante en las mujeres transgenero.
Sí. Hasta ahora no ha habido informes de interacciones negativas entre la PrEP y el alcohol, la marihuana o las drogas de uso recreativo. De hecho, muchas personas que reportan conductas de alto riesgo como resultado del consumo de alcohol o drogas descubren que la PrEP es una buena opción de prevención porque se puede tomar antes de una fiesta, cuando están sobrios, mientras que un preservativo se debe usar correctamente en el momento del sexo, cuando el juicio ya puede haber sido afectado por el consumo de sustancias.
Tras muchos estudios sobre la PrEP, no se han identificado ningunos efectos sexuales secundarios, como problemas de erección o eyaculación, que hayan sido causados por el uso de la PrEP. De hecho, muchas personas que reciben la PrEP han declarado lo contrario: muchos han dicho que el sexo ha mejorado porque tienen menos ansiedad y miedo de contraer el VIH.
No se trata de quién eres, sino de lo que haces. La PrEP es una buena opción de prevención para las personas que practican el sexo anal insertivo (activos), pero es aún mejor para quienes tienen sexo anal receptivo (pasivos). Dado que el tejido dentro y alrededor del ano es más susceptible al VIH que el tejido alrededor del pene, las personas que les gusta ser pasivas corren más riesgo biológico de contraer el VIH que las personas que son activas. Para las personas que son pasivas, una de las grandes ventajas de la PrEP es que una vez absorbida en el cuerpo, una gran cantidad del medicamento se concentra en el tejido intestinal, lista para combatir el VIH que se pueda encontrar en esa zona. Pero una vez más, eso no significa que la PrEP no sea también una buena opción de prevención para las personas que son activas o versátiles también.
No. Al principio, se te harán controles con más frecuencia, pero una vez que se establezca la atención médica de la PrEP, es probable que solo se te hagan controles cada 3 meses. En el AAP, estos controles incluyen una llamada telefónica de tu proveedor 2 semanas después de comenzar a recibir la PrEP para asegurarse de que estás bien, seguida de una visita al consultorio 2 semanas después de esa llamada. A partir de entonces, se te programará una visita al consultorio cada 3 meses mientras estés tomando la PrEP. Muchas personas que toman la PrEP disfrutan del hecho que son atendidos periódicamente por profesionales de la salud y muchos se han beneficiado de que los proveedores identifiquen y aborden otros problemas de salud que podrían haber sido ignorados.
Este problema se llama “resistencia a los medicamentos”, pero dado que la mayoría de las personas que toman la PrEP son VIH negativos, la resistencia a los medicamentos no es un problema porque no hay VIH para hacer copias de sí mismo en el cuerpo. Los estudios no muestran resistencia en las personas cuyo resultado a la prueba es negativo y toman la PrEP de manera correcta y constante. Antes de comenzar a recibir la PrEP, es importante asegurarte de que eres VIH negativo porque corres el riesgo de desarrollar resistencia a los medicamentos contra el VIH si ya tienes el VIH. Esto se debe a que Truvada, el medicamento de la PrEP, no es suficiente por sí solo para tratar el VIH. TPara evitar que las personas que reciben la PrEP desarrollen resistencia a los medicamentos contra el VIH, debes someterte a pruebas periódicas del VIH para que, si te infectas con el VIH, tu proveedor pueda mantenerte saludable al suspender la toma de la PrEP e iniciar el tratamiento contra el VIH.
PEP, que es la abreviatura de “Profilaxis Postexposición” en inglés, es un medicamento que una persona VIH negativo toma inmediatamente después de una posible exposición al VIH para ayudar a prevenir la infección. Un dato importante: para que la PEP funcione, debe tomarse en el transcurso de las 72 horas de la exposición al VIH a través del sexo o del uso compartido de agujas.
Es cierto que los tratamientos modernos para el VIH son muy eficaces para mantener saludables a las personas que padecen el VIH, pero sigue siendo una carga tratar una enfermedad por el resto de tu vida. Pregúntale a cualquier persona que padezca el VIH si hubiera preferido tener la opción de tomar la PrEP en lugar de mantener un tratamiento de por vida para el VIH, y es probable que escuches muchas razones por las cuales la PrEP es la opción más fácil, más saludable y menos estresante.